Carpinteria con rotura de puente térmico (RPT) :: Reynalco / Sucroal. Carpinteria de Aluminio

Zona técnica > Carpinteria con rotura de puente térmico (RPT)

CARPINTERIA CON ROTURA DE PUENTE TÉRMICO (RPT)

Para evitar la transmisión de calor en las ventanas, se usa lo que se denomina rotura de puente térmico. 
Consiste en evitar que la cara interior y exterior tengan contacto entre sí, intercalando un mal conductor.
Para el caso de ventanas de aluminio suele utilizarse un perfil separador de poliamida ( plástico ) embutido en el propio perfil de aluminio que conforma la ventana.

El sistema más utilizado para las ventanas de aluminio son las varillas de poliamida  reforzadas con un 25% de fibra de vidrio. Éste es uno de los pocos productos termoplásticos autorizados por la normativa europea UNE-EN 14024.
El tamaño de la poliamida variara dependiendo del tipo de carpintería y de la zona geográfica en la que tengamos que instalar la ventana.
Cuanto más grande sea la poliamida mejor comportamiento térmico obtendremos.


Las ventajas del uso de carpinterías con rotura de puente térmico son:

El ahorro de energía. La legislación es cada vez más estricta en materia de eficiencia energética de los edificios. 

Este tipo de carpinteria favorece la limitación de la condensación tanto en perfiles como en los cristales. En climas fríos cuando la temperatura exterior es muy baja y en el interior hay humedad relativa elevada, se da el fenómeno de la condensación sobre los perfiles interiores. Ello es debido a que la temperatura del perfil interior está por debajo del punto de rocío. Con la rotura del puente térmico se consigue elevar la temperatura superficial del perfil interior, con lo que se reduce la posibilidad de condensaciones en el marco de las ventanas y la aparición del rocío.

El cumplimiento del Código Técnico de la Edificación (en España) obliga a que los cerramientos de aluminio sean con rotura de puente térmico en un 80% de la geografía española.